martes, 28 de febrero de 2012

Porque te necesito.

Hoy no me siento bien y desde la cama me pregunto tantas cosas...

¿Por qué cuando el pasado deja de ser innombrable el futuro te ilusiona y promete?
Por qué extraño lo que todavía no tengo.
Por qué si duermo mucho siento que vivo menos.
¿Por qué la siesta es ese horario en el que más te deseo?
Por qué la lluvia me inspira y deja brisa en su despedida.
¿Por qué si imagino tu beso, el mundo entero pierde importancia.
¿Por qué los corazones insomnes a veces laten y a veces no?
Por qué ya decidí que voy a ser tuya.
¿Por qué te necesito abrazándome muy fuerte ahora?

2 comentarios: