sábado, 11 de febrero de 2012

Despertame, sonreí.

Vos tenés idea del poder mágico con el que me podés cambiar el día? Abrazame.
Tu sonrisa.
Tus abrazos, que viven en mi imaginación.
Es como dejar entrar al sol por la ventana
como dormir la siesta cuando está lloviznando,
y que me abraces, y que me toques.
Y que te rías, y que desees.
Es tan brillante tu sonrisa!
Que quisiera salir volando en mi bicicleta
y aterrizar a tu lado ahora que estás soñando.
Para que despiertes, y me despiertes a mí
con esa sonrisa tan linda.
Sabés que no habría nada, 
nada que me hiciera más feliz hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario