sábado, 21 de enero de 2012

Lo que la lluvia se llevó.


Qué es el pasado sino hojas secas
que pisamos con los pies descalzos?
Crujen, chillan, se rompen.
Se hacen polvo y se las lleva el viento.
y los recuerdos son instantáneas en blanco y negro
que aparecen cuando se activa el interruptor de la nostalgia.
Donde hubo fuego, cenizas no quedan.
Ni eso, no te engañes.
Ya no te extraño,
 esta noche no.
(...)
Llueve.

Será posible que la lluvia me ponga siempre tan boluda?

No hay comentarios:

Publicar un comentario